5 cosas que te arruinan el día…y la vida!!!

Charles Chaplin

“Lo más auténtico que tenemos es nuestra capacidad de crear, de superar cosas y de resistir, de transformar, de amar y de ser más grandes que nuestro sufrimiento” (Ben Okri)

Hay un momento del día, cada día, que se cruza una sombra en tu camino. Es un segundo nada más, en el que podemos elegir si caer en la tentación de la destrucción y el caos, o elegimos construir y estar en paz. 

Estas son 5 cosas que he observado nos pasan a todos de una u otra manera, y que harán de un día azul y brillante, un día gris y triste. 

Quieres saber cómo nos arruinamos un día y a la larga… ponemos en peligro la felicidad y la plenitud de nuestra vida?

  • 1. Se cabezota y pretende controlarlo todo.

Este es el camino más directo hacia el estrés, el cansancio mental y el dolor de cabeza. Sinceramente. No podemos controlarlo todo. La razón no existe y no la tiene nadie. Hay que ser flexible en la vida, porque las circunstancias cambian, y no todo sucede como teníamos pensado.

Y si te empeñas en que tienes la razón, en que esto ha de ser así porque si, en que el mundo está contra ti, en que siempre te pasa lo mismo, en que tienes muy mala suerte ……

Pues estás siendo cabezota. Algo que no solo te arruinará el día, sino a la larga, tu vida. Porque te aleja de tus objetivos, te aleja de la gente y las cosas que amas. Te aleja de tu capacidad de ser mejor persona.

No seas cabezota. Fluye y adáptate, reinvéntate, no hagas siempre lo mismo, mantén viva tu capacidad de improvisar. Sonríe, y se creativo!!! 
No temas que las cosas sean de manera diferente a como las habías planeado. Procura entender que estamos en constante evolución.

  

  • 2. Ve con prisas.

Por supuesto!!!! Si quieres arruinarte el día corre!!!! Hazlo todo rápido y mal sin estar en el aquí y en el ahora, dando en cada momento lo mejor de ti. 

Tratas de abarcar más de lo que puedes. No dices que no a nada y no piensas en lo que haces ni porque. Lo haces todo y todo a la vez. Para eso obviamente… Tienes que correr. 

Ponte prioridades y sobre todo entiende que la vida no es una carrera. Nada es tan urgente que no pueda esperar cuando lo primero eres tú. 
Ocúpate sin preocuparte. 

Porque si no es cuando perdemos el móvil, nos hacemos un esguince, tratamos mal a los que nos quieren, nos cortamos con el cuchillo, nos damos un golpe con el coche…
Diviértete cumpliendo objetivos y viviendo cada momento, que es único e irrepetible. 
No tengas prisa corazón pero vuela. 
Cuando olvidamos volar, la vida deja de tener sentido.  

  

  • 3. Da importancia a cosas que no la merecen.

Esta no podía faltar! Es fundamental para amargarte el día, dar importancia a cosas nimias.

De verdad os lo digo. Si te paras y te observas a ti mismo cuando te enfadas por algo… Descubrirás que es completamente ridículo.

A veces decimos cosas horribles cuando nos enfadamos, montamos un numerito como excusa cuando estamos tensos. Regañamos a los que queremos, somos estúpidos y malcriados.
Mañana podríamos no estar aquí. La vida es un milagro que hay que cuidar cada día. Da valor a lo realmente importante. Porque todo tiene solución, pero cuando nos comportamos de manera irracional, desestabilizamos nuestro entorno y nos hacemos daño a nosotros mismos. 

Así que antes de enfadarte, de verdad, respira. RESPIRA!!!!

Es tan importante? Piensa en los problemas reales que mucha gente tiene, piensa en lo afortunad@ que eres. Vamos! 
De verdad merece la pena estropear un buen día, por cosas tontas? 

  

  • 4. Deja que tu ego domine las situaciones.

Porque claro tú no vas a dejar que nadie te menosprecie, o te diga que no lo estás haciendo bien. 

Te importa muchísimo quedar por encima del otro, incluso cuando sabemos que hemos metido la pata, porque tenemos mucho orgullo, mucho carácter, y además estamos encantados de ser así. 
Así que vamos por ahí con un ego enorme, que esconde tras la fachada alguien inseguro que se defiende a tortas con tal de que nadie vea sus flaquezas y debilidades. 

No hay nada que nos engrandezca más, que admitir que somos pequeñitos. De hecho el objetivo es seguir siendo pequeños. Cada día un poco más pequeños si es posible.

  

  • 5. No tengas sentido del humor.

Tómatelo todo en serio. No aceptes la bromas de los demás, y haz de todo algo solemne, serio, gris y aburrido. Es el camino más rápido para ser un muerto en vida. La risa es tan saludable! Reírse de uno mismo para empezar, te hace tan admirable y respetable, tan adorable y querible! Y luego reírnos de las cosas que nos pasan. Y verle a todo el punto cómico.
Entonces milagrosamente todo es sencillo. La gente aprecia la risa, la gente aprecia la naturalidad de los que no se toman demasiado en serio a ellos mismos. Todos admiramos a la gente que sabe enfocar la vida con sentido del humor. Pues… Es cuestión de practicar!!!

  

Anuncios

Cuentos del Mago e Ilustraciones para Soñar

 

 


Tengo la suerte de tener a mi lado un Mago que cada noche me escribe un  poema, o un cuento, o me canta una bulería, cuando no me hace reír o llorar, con sus reflexiones y su manera de ver la vida. 

Hoy en miércoles santo, os dejo para los amantes de la poesía una pequeña recopilación, de los que son mis favoritos, acompañados de ilustraciones bellísimas que a mí me inspiran y emocionan. Para disfrutar un ratito de amor y palabras bonitas. De imágenes y sueños.

Cada vez que me quedo dormida sueño contigo.

  

Cuento

Murió por dejar ir su imaginación y llenar su mente con demasiada fantasía… Todavía cree que vive, en las noches de luna llena se ve su sombra danzar por los filos de las colinas más altas con las manos hacia arriba, como queriendo abrazar el cielo.

Chico Requena

 Ilustración de Benjamin Lacombe


Librería Tierra


Soñando vi que todo estaba escrito, y que cada vida, cada ser humano, era un libro.

Colores y tamaños, grandes tomos, libros de mano.

Algunos aman, otros temen, prometen o resuelven.

Amigos de papel que en su contraportada, igual que el hombre comparten enemigo:

el fuego, el agua, el viento, y su propio contenido.

Libros libres cuando leo, eternos, escritos en papel, a merced del tiempo.

Chico Requena 

 Quint Buchholz 1990



La Escalera

Al final de la escalera, están las raíces del árbol, hay nubes, un trozo del mar, una brisa con frío de nieve, y una hoguera alrededor de La Paz.

Puedes subir, debes bajar, dentro y fuera el mismo lugar, cambia la luz al despertar.

Al principio de la escalera, un ángel vuela a la ligera.

Hay gente que llega y otra que espera, aquí está el final de otra escalera, según vayas o vengas.

Puedes subir, debes bajar, dentro y fuera el mismo lugar, cambia la luz al despertar.

Chico Requena

  



CamaBarco

A este barco tuyo y mío siempre le cuelgan por popa nuestros pies, nuestro infinito,nuestro vacío.

 Y las olitas lo mecen, y las tormentas lo abrazan, lo compadecen, de este roce de espuma blanca que languidece, cómo se mece, cómo se mece, cómo se mece.

Este barco tuyo y mío, no tiene bandera, ni palo que le aguante, ni capitán herido.

El cabecero por proa tiene tu nombre y el mío y guarda sueños que aun no hemos tenío.

Lo mece el ruido de las olas, y el latido del corazón tuyo y mío. Como  la cama y el barco de velas hinchadas por tus quejíos, por tus quejíos, por tus quejíos. 

Hemos vuelto a quedarnos dormidos, en la ternura de esta orilla que son tus pechos, mis ojos, mis mejillas.

Tu corazón salta a babor.

El mío de cabeza por estribor.

Como  peces saciados en un colchón, esta cama barco siempre suma dos, siempre suma dos, siempre suma dos.

Chico Requena

   


A medias.

La distancia que hay entre tu boca y la mía, es la misma que hay desde mi labio de abajo a mi labio de arriba.

En mis manos tengo tus dedos, en los dedos tengo tus uñas. 

De mi corazón tú eres latido, de mi estómago el rugido. 

Míos son los pies, tuya es la huella, cuando el agua las borra, ni son mías ni son de ella.

Una rodilla para ti y otra para mi para que cuando uno pierda el pie, el otro lo sostenga.

Los codos son de los dos, para apoyarnos aunque duela, 

La cabeza es mía por los pelos, y los ojos tuyos por el vuelo. 

La risa y el llanto todavía no tienen dueño. 

Alquilamos su uso desde que somos pequeños.

Chico Requena

   
Naturaleza Muerta

Esta mañana coches fúnebres portaban naturaleza, la más inmóvil y viva, llora savia después de muerta.

Crímenes por arma blanca en la sierra, cortejo de mariposas, colibríes, pájaros avergonzados de ser llamados carpintero, también acuden al duelo.

Con la imagen congelada a las puertas de la fábrica cementerio, la mariposa roja infinita, sólo puede ser vista por los muertos de amor.

Es una gota de sangre inquieta en el aire, que resucita eternamente el todo, por su color rojo infinito y carecer de límites  o líneas en sus formas.

El viento de su aleteo sobre el tronco como último aliento, arrastró hacia el monte la última semilla del árbol muerto.

He pasado mi vida, cuidando con agua y protegiendo, al hijo de aquel árbol.

A su lado he cavado mi hueco, es justo que todo acabe o empiece, si así lo quiere el tiempo.

Chico Requena

   

El aire no lo sabe, pero ama levantar la espuma del mar como ama acariciar las hojas del árbol en verano. 

El agua no lo sabe, pero ama rozar tus mejillas cuando lloras mientras me miras.

El fuego no lo sabe, pero arde en mi pecho cuando el agua cae por tus mejillas y el viento levanta tu vestido por encima de tus rodillas.

La tierra, la tierra tampoco lo sabe, pero sin saberlo nos espera, como sólo se puede acabar con este amor para que crezca de nuevo, sembrándolo con nuestra muerte bajo tierra.
  

Gracias mi amor por tanta belleza, tanta poesía y tanta magia. Tú me has enseñado que somos eternos e infinitos. Me quedo en este instante para siempre. Te siendo la ropa limpia al viento en Villa Prefiero el Mar.

 
 

Gordita pero Estupenda

  

Llevo toda la vida peleándome con mi peso, con mi cuerpo, conmigo misma. Después del embarazo he vuelto a coger los kilos que con tanto esfuerzo había dejado atrás. Y eso a veces, he de admitir que me hace enfadar. 

Adoro cocinar, adoro compartir una mesa con cosas ricas, que yo misma elaboro. Me gusta la buena cocina, los buenos productos, guisar con amor y cariño para los míos, y compartir una mesa bien puesta, un bonito mantel, y abundancia de viandas que hagan las delicias de todos, incluida yo. 

No soy aventurera, no me gusta el deporte. Acudir a mi clase de Step o Bodypump es la última de las cosas que me apetece hacer a lo largo del día.

Prefiero pintar acuarelas, tocar la guitarra, hacer manualidades, ver mi serie favorita…

Pero me esfuerzo, bien lo sabe dios!!! , y cuando hago la compra, evito los dulces, los embutidos, y todo tipo de comidas altas en calorías y bajas en nutrientes. 

Eso si, mis arroces, mis pastas, mis bizcochos caseros, mis mermeladas artesanales, mis empanadas, mis postres… Todo me sale rico, y en esta santa casa comemos sano, comemos bien y comemos mucho. 

Por no hablar de que mi amor es el rey de las barbacoas, de las hamburguesas caseras, de los mariscos y las mayonesas. Vamos, que hacer dieta en Villa Prefiero el mar, es difícil, porque entre otras cosas, nos queremos sin complejos, nos amamos íntegros y bellos por dentro y por fuera, entendemos que lo que brillan son nuestras almas y nuestras mentes, y que somos guapos y radiantes, redonditos y perfectos porque además estamos sorprendentemente sanos.

Y lo celebramos… adivinen! comiendo!!! 

Yo estoy gordita, pero estoy estupenda. Me voy a quitar los kilos que he cogido tras tener al bebé y seguiré siendo rellenita y refundirá, y me encontrare más ligera también, y me veré más guapa, pero sabéis que os digo? 

Soy muy feliz. Me gusta quien soy, y el cuerpo que habito. Sentirme dueña de mi destino y entender que la vida va más allá de las exigencias de la sociedad con el físico. Voy a perder unos kilos si, y voy a hacer deporte, y lo haré por mi salud, pero lo más importante ya lo tengo. Es inmejorable y muy valioso. 

Tengo la capacidad de ser auténtica y sincera conmigo misma y con los demás, porque entendí que soy algo más que la imagen que me devuelve el espejo. 

Si, yo estoy gordita, pero soy estupenda. Puedo perder kilos y tonificar mi cuerpo, pero eso no servirá para sentirme mejor conmigo misma, porque asumo que hoy, siendo como soy, soy única y maravillosa. 

Soy eterna y soy perfecta. Soy Lena Bu y estoy gordita pero estoy estupenda.