CARTA PARA MI HIJO 

Querido Hermes:

Tengo que contarte algo. Algo que tú ya sabes porque eres sabio y eterno, aunque seas pequeño.

Tu padre y yo no te buscamos, no te planeamos, fuiste un milagro y una bella sorpresa.

Te engendramos en primavera  y viniste al mundo un 7 de  enero del año 2014, para traer a nuestras vidas toda tu luz, que es radiante y hermosa, como las luciérnagas azules de tus ojos, que son a la vez el cielo y el mar.

Tienes que saber que te amamos incondicionalmente, por encima de todas las cosas, y que te vamos a cuidar y a proteger mientras nos necesites.

Nunca te preocupes por nada. Solo ocúpate de descubrir el mundo y de hacerlo a tu ritmo. Compartiremos contigo cada descubrimiento.

Te transmitiremos todo lo que nosotros hemos aprendido, los talentos que hemos desarrollado, por si te sirven en tu propio camino, que es solo tuyo.

Eres único y perfecto. Bello por dentro y por fuera.

Fíate de tu instinto, nunca hagas nada que no sientas, nosotros siempre estaremos a tu lado.

Ríe cuanto puedas, como papi, usa tu imaginación, como mami. Muestra lo que ves a través de tus ojos. La imaginación es el mejor juguete.

Crea tu propia realidad, desde donde poder vivir tu vida en este mundo. Todo lo que te rodea está ahí por una razón. El sentido se lo das tú a las cosas y no al revés.

Descubre qué es lo que te gusta por ti mismo. Elige aquello en lo que quieres invertir tu amor y tu tiempo.

El mundo es mágico. Cree en los milagros y en los magos. En los elfos del aire, los gnomos de la tierra, las sirenas del agua y en los duendes que habitan el fuego. En las brujas buenas, cree en las hadas.

Yo los he visto a todos, te lo prometo. Existen y son reales. Elige verlos. Tienen muchas cosas que contarte.

Eres completamente libre y amado. Desarrolla tu creatividad. El mundo gira entre tus manos. Que la alegría siempre te acompañe. Se agradecido y humilde. Siempre hay algo bueno que aprender a cada paso. Da las gracias, dicúlpate, pide las cosas por favor, y conéctate con los demás. Son exactamente igual que tú. Formas parte del mundo y sus habitantes. Sus animales y sus plantas. Sus montañas y sus valles. Sus ríos y sus mares. Sus ciudades y sus cuevas subterráneas.

Así como del universo y sus planetas, sus estrellas y sus constelaciones. Todo lo que hay dentro de ti, existe fuera y al revés.

Te prometo hacer castillos de arena en nuestra playa. Hornear bizcochos de chocolate. Dar paseos eternos  buscando conchas, piedras y caracolas. Te prometo canciones y cuentos. Dibujar contigo y escalar toboganes. Desordenar y ordenar nuestro espacio, porque todo siempre será divertido.

Todo será un juego y después, una ceremonia en la que celebraremos juntos, el milagro de estar vivos.

También diré que no cuando sea por tu bien. Pondré límites por tu seguridad. Y te enseñaré a discernir, a escuchar tu corazón, que será el perfecto faro que te guiará en las noches más oscuras.

Todos nuestros tesoros son para ti. Nuestros libros, nuestras películas, instrumentos, utensilios artísticos, y todo lo demás que no es tangible en este mundo físico, pero es exactamente igual de real.

Tienes libertad para explorar el mundo, eso si;

¡Atento pequeño Samurai!

Aprende a cuidar de ti mismo. Nosotros no estamos aquí para hacer las cosas por ti. Estás en tu derecho de vivir la vida. Con todo lo que eso conlleva.

Procuraremos que nunca te falten pinceles y colores, plastilinas, témperas, acuarelas, instrumentos musicales, lienzos y cañas de pescar.

Ya tienes un perro y un gato, y te prometo una tortuga y peces, un loro y un conejo. Una huerta con tomates. gusanitos de seda. Una infancia de verdad. Sin clases extraescolares. Sin exigencias. Sin deberes. Sin estrés.

La naturaleza es bella e implacable. Aprende a respetarla y amarla. Los animales son nuestros maestros. Cuida las plantas y lo árboles. Contémplalos. En su silencio está la perfección de Dios. Igual que en ti.

Te prometo un cuento y una canción cada noche antes de irte al lugar de los sueños. Si tú quieres podrás volar al cielo. Cuando llegue el momento de irte, haremos juntos la maleta.

Nunca lleves mucho equipaje. Las cosas importantes no se compran con dinero. No seas materialista. Lo importante es lo que sentimos, y lo que hacemos con ello.

Que siempre hijo mío escuches tu voz interior.

Haz caso a tu corazón.

Puedes cuidar del universo cuidando de las cosas y de las personas que te rodean.

Viviendo en Villa prefiero el Mar”, aprenderás que la magia de tus padres consiste en hacer sencillo lo complicado. En hacer un arte de las pequeñas cosas. En crear armonía en este mundo, que es a la vez voraz y delicioso.

Estás aquí porque el universo así lo quiso.

Siéntete libre para ser siempre quien eres.

Cree firmemente en los milagros de cada día. Aprende a leer las señales que el universo pone para ti. Descubre los mensajes ocultos que te llevarán por el camino correcto.

Aprende a no pedir amor y simplemente ama con todo tu corazón. Ese es el sentido de la vida, de tu vida, no desperdicies ni un solo segundo en otra cosa.

Y por los siglos de los siglos , recuerda siempre que has venido a este mundo a escribir tu propia historia. Libre de memoria, sin miedos ni dudas, sin ataduras ni complejos. No existe la culpa, ni uno jamás se equivoca. Sálvate tú y así, podrás salvar el mundo.

Querido Hermes:

Cuando duermes yo te miro, y mirarte es contemplar el universo.

Carita de algodón. Dulce colibrí, mi bolita de arroz.

En tu manantial bebe un bello ruiseñor. Tu risa es la sal. Una gota de rocío en el borde de una nube.

El ombligo del mundo. La Paz del universo.

Yo seré para ti, la mejor mamá del mundo. Te Amo.

(Carta incluida en el libro “La Mejor mamá del mundo eres tú”)

Anuncios

Querido Tu:

“Aprenda usted, como sea, a servir de verdad, a entregarse de verdad, a pensar de verdad, en las cosas y en las personas en lugar de en sí mismo. Es el único camino para salir de su desierto.”
Hermann Hesse

Querido tu:

Dormimos bajo el mismo cielo estrellado. De la misma manera que todo lo que nos une es muchísimo más que lo que nos pudiera separar, además es mucho más importante.

No sería bello, tratar de entendernos, y hacer de este mundo loco un lugar mejor?

No tengo nombre, ni apellidos, ni patria ni bandera. Hablo un idioma, he nacido en una parte concreta del mundo pero en cualquier caso, tú y yo somos iguales, compartimos la misma esencia, no hay nada en ti, que yo no pueda reconocer en mi.

Por eso no te temo, no te juzgo, busco aprender de ti y complementarnos. Comprendo tu historia y tus circunstancias, y a través de ti puedo ver otras partes de mí que nunca viví, y conocerme mejor a mí misma. 

No te enfades conmigo no te enojes no me niegues no te distancies porque eso también… Te está alejando de ti.

Estamos unidos por lazos invisibles. Y aunque cada uno en nuestro empeño por salvarnos cada dia,estamos  enredados en nuestras cosas en esta partida que es la vida, estás siempre presente en mi corazón. Tú y yo somos parte de la misma cosa.

Eres únic@ y perfect@. Capaz de lo mejor y lo peor a partes iguales, pero con la capacidad de elegir cada mañana. 

Tu vida tiene un fin, tiene un propósito. Estamos aquí por algo inportante. No te pierdas en las trampas de la mente. No te pierdas en el laberinto del sistema. No dejes de atender lo realmente valioso.

El amor no se mendiga. Si no te quieren y no eres correspondido, da las gracias, y sigue tu camino. Fluye y ama con naturalidad. El amor está en todas partes y solo siendo libres encontramos La Paz.
Nunca estarás solo si aprendes a estar contigo mismo.

Las cosas importantes no se compran con dinero.

Todos tenemos un don.

Nadie nunca se equivoca, no sientas culpa. Todo forma parte del camino y de tu aprendizaje.

Tú puedes, eres valioso, eres especial e inimitable. Estás diseñado para ser feliz. No pierdas el rumbo.

No lo compliques. Intenta siempre simplificar. Al final ciertamente la vida es más sencilla de lo que parece. Si se pone difícil, atiende las señales.

No se trata de tener tiempo, es cuestión de tener ganas. La vida es 100% pasión.
No busques las respuestas, vive ahora las preguntas.
Procura escuchar lo que te dice el corazón. Prende la luz que hay en ti.

No te compares con nadie. No compitas con nadie. No quieras ser como nadie. Busca tu propio camino y no te detengas. Cada paso cuenta y es decisivo. Cuida tus palabras y tus actos. Qué sean siempre fiel reflejo de lo que piensas y de lo que sientes. Así la coherencia te mantendrá san@.

La vida merece ser celebrada cada día. El milagro de nuestra existencia, del universo exterior e interior que son la misma cosa. Así en la tierra como en el cielo.

La vida nos regala un día más cada vez, para darnos la oportunidad de entender que no podemos salvarnos sin saltar al vacío. Que no podemos salir del laberinto si no amamos y dejamos que nuestro corazón nos guíe. Entendiendo que disolvemos el tiempo atravesándolo.

Si todo esto resuena en tu corazón valiente, nunca dejes de soñar. No pierdas la esperanza ni la fe en ti mismo. Es la manera de despertar. Es el camino. Es la única verdad. Vive tu vida, no la realidad.

Gracias por existir.

Carta para Tu ex

Querida Ex-Mujer de mi Prometido:
Y digo Querida porque no tengo nada en contra tuya.
Todo lo contrario. Te hablo con el corazón. Por si sirviera de algo.
Voy a casarme  con tu ex marido. He tenido un hijo con él. Mi prometido es el padre de tu hija. Mi hijo y tu hija son hermanos.
Y aunque esto pudiera parecer un lío, hoy en día  es de lo más normal.
Como vuestra historia hay cientos…¡millones!
Yo misma de una manera o de otra también pasé por algo parecido.
Os casasteis muy jóvenes.  Sin haber madurado y sin conoceros demasiado en profundidad. Eso si, os casasteis por amor, y pensando que era para toda la vida. Así es el amor. Nos pone pruebas en el camino.
Estabais en dimensiones diferentes. Y a la vez unidos por el matrimonio y por una hija fruto del amor que un día os profesasteis. Pero aquéllo terminó.
No eres la primera ni la última. Hay muchísimas mujeres y hombres en esta situación.
A mi también me dejaron alguna vez, también sufrí por amor.
Como todo el mundo alguna vez antes o después. Eso nos hace madurar, entender la vida y las relaciones personales. Millones de hombres y mujeres en el mundo pasan por un divorcio por desgracia. pero la vida sigue. Y se puede seguir amando.
El sufrimiento es terrible para todos. Pero podemos aprender del dolor y crecer. Hacernos mejores personas.
IMG_5897
En una relación pasan cosas que provocan reacciones en cadena, y llega un momento,
en que ambas partes pierden el control.
Se cometen equivocaciones por las dos partes, y alguien siempre sale herido.
En algún momento, uno decide que la vida se vive una vez,  y que tiene derecho a salvarse, y decide seguir su camino.
Esto no es culpa de nadie. De nada sirve buscar culpables.
El hombre que hoy amo, un día te amó a ti. Aquello acabó y el hecho de haber vivido su historia, ha determinado que hoy sea para mi un hombre nuevo, que aprendió de la experiencia, que ha madurado y que es para mi…
El hombre más maravilloso del mundo.
Me ama con una sinceridad que nunca conocí.
Igual que quien me dejó a mi en su día, hoy será para alguien maravilloso y perfecto aunque para mi no pudo serlo.
Se trata de comprender. Se trata de evolucionar, de crecer, de perdonar y de amar.
Porque el amor es amor.
No podemos dejar de amar sin más,  a alguien a quien hemos querido tanto. El amor se trasforma y se convierte en otra cosa, en amistad… si tú quieres.
No nos damos cuenta lo receptivos que son los niños a las cosas más sutiles. Ellos perciben la energía que desprendemos, y son capaces de saber cómo nos sentimos, por la pureza y la inocencia  que hay en sus corazones.
Este año la niña no pudo estar en el cumpleaños de su hermano que cumplía  dos años.
Tampoco podemos hablar con ella por teléfono. Y nos quedamos sin verla muchas veces.
Abre tu corazón. Lo único que nos quedará, será el amor. Dejemos que las cosas fluyan con naturalidad.
Los niños no saben de sentencias.
Los niños no están hechos de reglas y de leyes.
EL AMOR no puede medirse en dinero, en horas, en repartos exactos.
Cuando la vida te de la oportunidad de ser generosa, aprovéchala.
 No te armes de razones.
Yo felicito a mi ex por Navidad. Le digo que sus hijos se parecen a él, y que es el mejor de los padres. Le doy las gracias por haberse cruzado en mi camino.
Hoy tengo el mejor padre del mundo que pude soñar para mi hijo.
No hagas tantas cuentas. Porque tu hija crecerá y se hará una mujer, que sacará sus propias conclusiones. Ayudemos a que todo sea dentro de las circunstancias, lo más amoroso posible.

No elijamos el rencor cada mañana. Hagamos las cosas fáciles para todos.

Sobretodo, para tu hija. Yo la quiero muchísimo. Es una niña adorable y preciosa.
Me encanta tenerla en casa. la cuido como si fuera mia. Has hecho un gran trabajo con ella y se que no ha sido fácil. La niña es estupenda.
Pero lo has logrado. Has salido adelante. Has rehecho tu vida.
Eres una gran mujer. Sigamos adelante.
Yo no tengo ningún problema contigo, me caes bien, no tengo resentimiento, ni ningún tipo de miedo ni de celos. Tu ex marido quiere ser un buen padre. ¿Porque no podemos darnos todos la oportunidad de ser felices? , ¿de celebrar juntos sus cosas? ¿de compartir? Para ella eso seria muchísimo mejor. Lo sería para todos.
Los niños se adoran. Son hermanos. Y lo serán para toda la vida. Cuidemos esa planta.
IMG_5434.jpg
Elegimos amar y te tendemos la mano. En nombre del amor, libera a tu hija del pasado. Déjala ser libre para amar a su padre. No pierdas ni un segundo.
Crece por momentos y con cada elección condicionamos su infancia.
Tenemos la oportunidad de hacerlo bien por ellos.
Te pido cordura. Te pido sentido común. Apelo a tu corazón. No somos tus enemigos. Queremos paz. Elegimos el amor.
Date a ti misma, danos a todos,  la oportunidad de ser felices.
Tu hija lo merece. Tu también te lo mereces. Lo merecemos todos.
303646_10151065294391446_177744681_n